LA OTRA CARA DE ZARAGOZA

A PESAR DE QUE NADIE TE LO CUENTE, EXISTE

Un matrimonio venezolano venderá estas Navidades desde Zaragoza medio millar de hallacas a toda España

Las hallacas, plato típico navideño de Venezuela, se elabora en la capital aragonesa con productos de esta tierra. Y demuestra cómo la comida latina posee un sabor que, en general, gusta a los aragoneses.

LUZ MORCILLO

Las hallacas, el pernil, el pan de jamón y la ensalada de gallina son platos típicos de Venezuela en Navidad, pero ¿qué hacen aquellos que pasan estas fechas lejos de casa? El tema gastronómico puede dejar de ser un factor de

La mejor forma de calentar las hallacas.

La mejor forma de calentar las hallacas.

añoranza para ellos gracias al incipiente negocio de Ramón y Maribel, un matrimonio venezolano que reside en Zaragoza desde hace 12 años y que tiene un gusto acérrimo por la cocina: “el negocio comenzó porque la gente sabía que las hacíamos para nosotros, así que nos propusieron vendérselas”, explica Maribel en su segundo año de venta al por menor. Y además “también es una forma de conservar la tradición y la cultura venezolana” , agrega Ramón.

Este plato sudamericano se elabora en Zaragoza durante el mes de diciembre, y sus cocineros aseguran que lo hacen por completo con productos maños: “tratamos siempre de comprar productos aragoneses, pero le damos un sabor venezolano”. Y este sabor tan característico reside en los ingredientes del Mercado Central, -explica el matrimonio-, donde aseguran que reciben “muy buen trato”. Este sabor latino elaborado en Zaragoza se vende por Palencia, Madrid, Bilbao y Navarra, “de momento”, tal y como puntualiza Ramón.

Las hallacas venezolanas tienen un tamaño semejante a un sobre, con una cubierta de hoja de plátano y firmemente anudado para que al hervirlas no se escape nada, –para este manjar el microondas no es válido-.

Un negocio casero, con medios caseros.

Un negocio casero, con medios caseros.

La parte comestible de la hallaca se compone de un envoltorio de fina masa de harina de maíz coloreada con onoto y un relleno de carne de pollo, cerdo y ternera, adornado con aceitunas, pasas, cebolla, especias… todo muy picado “y a mano”, como explica Ramón. “Nosotros le ponemos lo más básico, porque en cada casa se hace de una manera”, argumenta Ramón. Aunque para Beatriz, una de sus clientas de origen venezolano que reside en Valencia desde hace 15 años, este trabajoso plato se ajusta a sus gustos: “Las hacen igual que en mi casa”.

“El año pasado vendimos unas 300 y este año ya vamos por 450”, cifra Ramón en este único mes en el que salen a la venta. Con un precio medio de 5€ el matrimonio explica que lo que les conviene es distribuirlas en tandas grandes: “las hallacas tardan unos tres días en hacerse, por lo que hacemos muchas porque en cada pedido repartimos como mínimo 8, -una, o dos, por cada miembro de la familia-”.

Este sabor característico ha gustado mucho en Aragón. “En la asociación de venezolanos, -grupo de gente de Venezuela que ahora reside en España-, la mitad son españoles, y les encantan las hallacas”, cuenta Maribel. Este es el caso de Pilar, aragonesa cuyo marido es venezolano y que residió 5 años en el país latino: “a mi me gustan muchísimo”. Aunque, claro, para gustos los sabores: “a mi hija le encantan, pero en cambio a mi hijo no le gustan nada”. Beatriz detalla que todos los años hace una comida con sus amigos españoles para que saboreen la

Otro de los productos que elaboran es el pan de tomate.

Otro de los productos que elaboran es el pan de tomate.

comida típica de su tierra en Navidad: “cojo entre 12 y 15 hallacas y a todos les gustan mucho”.

Será que el sabor venezolano se ajusta a los gustos de los paladares españoles. Ramón narra sus años de trabajo en una panadería que llevaba en funcionamiento 35 años: “el 30% de los productos que hacíamos eran latinos y se vendían muy bien”. Tartas decoradas con fondo de bizcochos esponjosos y… ¿el relleno? A gusto del comensal: mermelada, crema de mantequilla con sabores en la que, como asegura Maribel, “no te enteras de que es mantequilla”…
Otro de los éxitos de estos cocineros fueron las bolas de queso típicas venezolanas, “los novios no estaban muy decididos a dar a probar algo nuevo, pero nos llamaron y nos dijeron que las bolitas de queso era lo primero que se había acabado”.

Las arepas -tortas de maíz rellenas sobre todo con pollo deshilachado-, es otro de esos platos que sus invitados españoles siempre demandan en las fiestas señaladas.

La época de hallacas llega a su fin el 24 de diciembre, aunque Ramón y Maribel también están dispuestos a cocinar para el fin de año. Un trabajo laborioso que exige tiempo y paciencia, así como una decidida pasión por el mundo culinario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: