LA OTRA CARA DE ZARAGOZA

A PESAR DE QUE NADIE TE LO CUENTE, EXISTE

Establecimientos hosteleros y tiendas incorporan cada vez más zonas de ocio para niños

Los chiquiparks zaragozanos ya no son el único centro infantil de ocio de la capital aragonesa. Establecimientos hosteleros y tiendas están buscando la diferenciación con la cada vez más frecuente instalación de espacios de esparcimiento para los más pequeños. Tomar en consideración las necesidades de los niños se está convirtiendo en el día a día del sector servicios zaragozano.
LAURA HEVIA
Es cada vez más frecuente que las entidades hosteleras tomen en consideración las necesidades de los niños, tal es así que en un amplio número de establecimientos se ofertan menús infantiles. A pesar de que este hecho parecía estar arraigado, se están incorporando novedades como que esos menús puedan ser realizados previa petición del cliente, aun sin estar incluidos en su oferta de servicios.

Abracadabra es un ejemplo de tienda que incluye espacios de ocio para los pequeños.

Abracadabra es un ejemplo de tienda que incluye espacios de ocio para los pequeños.

Según Julia, integrante de Horeca -la Asociación de Empresarios de Hoteles y Restaurantes de Zaragoza- , además De los menús especiales para niños existe una incipiente tendencia a habilitar espacios de esparcimiento, así como a crear productos específicos para ellos. “Ya existen comercios que solicitan la posibilidad de instalar castillos hinchables, parques de bolas, chiquiparks… en sus establecimientos, o contratan monitores de tiempo libre que puedan dedicarse a crear actividades para niños durante el periodo de tiempo en el que el resto de la familia están en esos establecimientos”, apunta.
Habilitar o no un espacio complementario al establecimiento en sí, además de las posibilidades económicas, depende mucho de las del entorno. “Si la superficie deja espacio para la habilitación, existe una tendencia cada vez más importante a crear estos espacios”, afirma la portavoz de Horeca. Pero esto ocurre siempre que sea en suelo privado, en caso de que se quieran implantar instalaciones de esparcimiento infantil en suelo público, como norma general, no se autoriza su creación. “Es necesaria una mayor concienciación por parte de la Administración”, explican desde Horeca.
La incorporación de estas instalaciones “permite una diferenciación con respecto a la competencia y constituye un foco de atracción de público”. Y es que los padres a la hora de escoger el lugar donde comer o cenar tienen en consideración si el restaurante puede tener una oferta de ocio para los niños. “Cuando vamos a comer fuera, nos gusta saber que los niños van a estar entretenidos y lo van a pasar bien“, comenta una madre.

La afluencia de familias con niños ha aumentado tanto en restaurantes como en bares.

La afluencia de familias con niños ha aumentado tanto en restaurantes como en bares.

Indiana Bill, Titirinela, Carambola… son solo algunos ejemplos de chiquiparks zaragozanos al uso que están dejando de ser los únicos centros de esparcimiento para niños. Pero pese a su caída del “monopolio” de ocio, no están experimentando pérdidas ya que “su actividad se basa sobre todo en la elaboración de fiestas de cumpleaños o de excursiones para colegios”, además del clásico juego por horas.
Sin embargo, no todo el sector de la hostelería se está sumando a este nuevo modelo de negocio. Los bares y cafés de la capital aragonesa no se plantean adaptar pequeños espacios para los niños, puesto que, según la responsable de Asociación de empresarios Cafés y Bares de Zaragoza, no es factible. “Es más complicado que en un restaurante. Sí que es cierto que hemos notado una mayor afluencia familiar en estos últimos años, pero nadie lo ha propuesto ni comentado. Las familias vienen a tomar algo y se van, no creo que sea necesario habilitar según que espacios”, afirmaba.
Las tiendas también se unen
Este incipiente modelo de negocio no queda restringido únicamente a los establecimientos hosteleros, algunas tiendas zaragozanas también están buscando este foco de atracción del público infantil. Este fenómeno se está dando sobre todo en jugueterías o librerías, como es el caso de Abracadabra. Además de ser un establecimiento cuyo objetivo comercial es la venta de juguetes, se convierte dos días a la semana en un centro de tiempo libre para niños. “Se nota claramente en las ventas. Y a pesar de que no es un modelo fácilmente franquiciable por sus características de espacio, no se descarta la posibilidad si encontramos un inversor que lo quiera extrapolar”, apunta Baltasar Castelló, gerente de la tienda.

¿Qué buscan los padres y madres cuando salen a comer fuera? Dale al Play y descúbrelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 diciembre, 2014 por en PEQUESPACIO y etiquetada con , , , , , , , , .
diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: